Acompáñame a ver esta hermosa historia publicada por el Instituto Mexicano de Cardiología, en los años 80’s – 90’s comprende códices antiguos mexicas y nos platica de la importancia que tenía el corazón para nuestros antepasados.

Aunque las casualidades no existen en nuestro multiverso cuántico, me encontré en físico con una publicación que realizó el Instituto Mexicano de Cardiología, es respecto al corazón y su relación con los mexicas y mayas, data de los años 80’s tal vez 90’s. Llegaron a mi camino por un hombre de avanzada edad vendiendo libros en un mercado.

El prólogo de la publicación dice que es solo una pequeña contribución y no un trabajo exhaustivo y que su increíble compilación llegaría a mis manos y luego a ustedes lectores del mundo digital.

Para este trabajo fueron utilizados, 12 conocidos códices mexicanos, listados aquí abajo. Les dejo links con información valiosa de lo que son los cada uno de los códices, incluso algunos están digitalizados

  • Borgia manustcrito de 39 hojas sobre piel de venado.
  • Florentino, summun , absolutamente necesario para todo aquel que quiera comprender la realidad del mundo indígena.
  • El colorido y bellísimo Nutall.
  • El Tellerino-Remensis .
  • Códice Magliabecchiano es fundamentalmente un documento religioso.
  • Selden a, estaba localizado en Oaxaca, México.
  • Códice Durán, realizado por el novohispano fraile Diego Durán en el siglo XVI –> códice
  • Códice Borbónico, les dejo el enlace del código en digital por aquí
  • Mendocino docta y estética suma de la antigua cultura mexicana.
  • El legendario Bodley pertenece a la cultura mixteca y fue encontrado en Oaxaca.
  • El Laud de trazo casi perfecto
  • El antiquísimo y apasionante Dresde libro maya que data del siglo X. Incluye el calendario Maya que están en un sistema vigesimal (base 20) que fue descifrado hasta el siglo XIX.

Los iré mencionando los códices conforme les comparta la información.

En la segunda imagen de portada de este post es un detalle de la lámina numero 20 del Códice Borbónico donde se observa a la divinidad Xiuhtecutli, “el dios del fuego”. Tiene sus adornos característicos como el xiuhtototl “el pájaro precioso” sobre la frente. Y destaca el corazón frente a su rostro como si fuera a devorarlo.

El corazón era el más magnifico regalo u ofrenda, que los hombres del México antiguo le podía hacer a sus divinidades. Y les ofrecían sacrificios de corazones humanos en fechas solemnes. Lo ofrecían al sol para mantenerlo vivo durante el recorrido de la tierra.

Pero el corazón era algo más que alimento para sol, también era el origen de las más destacadas virtudes filosóficas y estéticas.

En Mesoamérica, el corazón campeaba por su omnipresencia en la filosofía, en el arte en general, en la literatura y fundamentalmente en la poesía. Al pintor lo llamaban yolteutl, “corazón endiosado”. A la personalidad le llamaban in ixdli in yollotl, “el rostro y el corazón”.

Fragmento de códice Laud

Quizá nuestros antepasados y guiados por un espíritu acorazonado, nos puedan revelar tantos misterios del corazón prehispánico.

Comparte esta información si te gustó 🙂